miércoles, noviembre 30, 2005

Ya falta poco

Ya faltan pocos días. Pocos días para que se provoque ese encuentro mágico, se devele el misterio, nos reconozcamos mutuamente, para percibir tu pureza máxima. En tan sólo unos días reconoceré en tus facciones mi herencia, nuestra herencia.
Siento como a ratos me tiembla el alma ante tu llegada. Mis manos transpiran ansiedad por descubrirte, sentirte. Ansiedad por abrazarte y besarte hasta el cansancio. Ansiedad por saber que estás bien. Ansiedad por interpretar la voluntad de Dios con tu llegada.
Aquí estoy, contigo, junto a ti, soy parte de ti.

Bienvenido mi nuevo amor.Aquí te espero.

viernes, noviembre 25, 2005

Transparentar el alma, en lo simple, en lo cotidiano, para enriquecer nuestas vidas.