viernes, diciembre 16, 2005

¿Pocos pero buenos?

Durante los días de permanencia en la clínica con motivo del nacimiento de nuestra hija fueron muchas las personas que nos llamaron y que llegaron a visitarnos.
Para muchos, esto se puede transformar en un problema. El recibir a varias decenas de personas y más de un centenar de llamados para más de alguien puede ser agotador e incluso angustiante. Sin embargo, para mi es un regalo, uno de los más grandes y codiciados que te puede dar la vida : los amigos.
Sentir tanto cariño y tanta preocupación me conmueve de sobremanera. Saber que hay tanta gente pensando en nosotros y celebrando el nacimiento de la María Ignacia me hace sentir tocado por la mano de Dios. Cada una de las personas con las cuales uno se encuentra en la vida tiene un sentido y de pronto encontrarse con muchos de ellos en pocos días me llena de emoción y alegría. De alguna manera, le da orden y sentido a nuestras vidas.
Es probable que mi timidez de niño me haya hecho especialmente sensible al valor de la amistad y a aprender que los amigos se cuidan, se cultivan y se enriquecen en el tiempo. Que a los amigos no se les exige nada pero sí uno debe estar siempre dispuesto a dar, que la gratuidad es una gran virtud y que a los amigos se les quiere como son o si no no eres realmente su amigo.
Y es por esto que yo no creo en la declaración que comúnmente se hace de "pocos amigos pero buenos" porque creo que con dedicación y amor se pueden tener muchos y muy buenos.

Gracias a todos mis amigos por los días, meses o muchos años de amistad.

3 Comments:

Blogger Santiago Quer Cueto said...

Pato, he leído tu blog y como te muestras transparentemente en él. Felicidades por María Ignacia y felicidades por tu cumpleaños.

5:41 p. m.  
Blogger Gabriel said...

No puedo quedar fuera de esa avalancha de amigos que concurren a tu celebración de la llegada de María Ignacia a la cual amas desde antes que naciera y publicamente como quedó reflejado en tu segundo posteo de este blog.
Recibe un abrazo para ustedes y gracias por compartir esto por este medio.

1:34 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

En algunos casos los blogs pueden jugar en contra de uno, sobretodo cuando se trata de hacer un comentario al "jefe", pero a estas alturas ya no me entran balas (sabes a lo que me refiero).
Al grano... Cada día me impacta la capacidad que tienes para compartir con quienes te rodeamos. Nunca paras, y lo más admirable es que lo disfrutas de corazón.
Me llamó la atención que te llenaras de alegría recibir toda la avalancha de llamados y vistas por el nacimiento de tu nueva hija. En mi caso, antes de llamarte lo pensé mucho.....porque no quería molestarte en un minuto que se supone quieres compartir con tu familia más directa, y estar tranquilo.... dentro de lo posible. Ya con ese prejucio, menos iba a ir a verte !!! eso si que sería una invasión, al borde de la desubicación !!.... según yo.
Reconozco que yo soy uno de los que cree en el "pocos pero buenos", pero tus palabras me hacen dudar..... ya es un paso.

6:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home