martes, enero 17, 2006

Historias de mi vida

Todos tenemos siempre algo que contar. Sin embargo, la decisión de hacerlo no es simple, sobretodo cuando se tratan de momentos difíciles, a veces dolorosos o que marcaron de alguna manera profundamente nuestras vida, mi vida.
He tomado el riesgo de contar algunos hechos como un acto de gratitud a Dios, como una manera de reconocer públicamente y sin pudor cuánto amo la vida, esta vida que es un regalo que debemos saber aprovechar, disfrutar y enriquecer día a día. Sé que muchas veces no he sido precisamente un ejemplo de lo que digo pero la sola declaración me alimenta el alma y renueva mi compromiso.
Veremos que sale de todo esto ...

2 Comments:

Blogger Gabriel said...

Adelante

7:47 a. m.  
Anonymous Pilar Eyzaguirre said...

Rico conocerte. Gracias por compartirnos tus experiencias. Y gracias a Dios por esa salvada que te hizo. Tal vez no siempre somos ejemplo o coherentes... pero lo más importante está en intentarlo y quererlo. estaré atebta a tu blog.

9:10 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home